02:33 / Jueves, 24 de Mayo de 2018

Convertibles globales, con Franklin Templeton

Foto: Barry, Flickr, Creative Commons
Por Paula Mercado , Madrid

Los bonos convertibles son un tipo de activo único en cuanto a que ofrecen a sus inversores tanto el potencial de crecimiento de una acción como las rentas periódicas de un bono. Permiten además a sus emisores obtener financiación a través de un instrumento de deuda de menor coste, que supone una menor dilución potencial para las accionistas que la venta de acciones. Ofrecen así una alternativa a los inversores interesados en recibir rentas periódicas, pero que, al mismo tiempo, quieren captar potenciales subidas con un nivel de riesgo menor.

Del grupo de fondos con mayor calificación de la categoría VDOS de renta fija internacional global convertibles, el más rentable es Franklin Global Convertible Securities, con una revalorización del 5,55% en lo que llevamos de año, en su clase I de acumulación en euros-H1.

Se propone como objetivo maximizar el retorno total obtenido, consistente con una gestión prudente de la inversión, buscando la apreciación del capital y los ingresos corrientes en condiciones de mercados variables. Invierte su cartera principalmente en valores convertibles de emisores corporativos globales, incluyendo los de baja calificación. Puede invertir también en otros valores, tales como acciones ordinarias o preferentes y valores de deuda no convertible.

El equipo inversor se apoya en análisis fundamental bottom-up para identificar inversiones que presenten el potencial más atractivo de retorno respecto al riesgo incurrido. La filosofía de gestión del fondo se fundamenta en un enfoque de inversión en valores convertibles equilibrados, con potencial para que su cotización se aprecie, al mismo tiempo que muestran un riesgo a la baja en cuanto a sus atributos de renta fija se refiere, y que puedan ofrecer a sus accionistas resultados sólidos a largo plazo.

El gestor del fondo es Alan Muschott, vicepresidente gestor de carteras de Franklin Equity Group. Es también el gestor principal de los fondos Franklin Convertible Securities Fund y Franklin Balanced Fund, así como de Franklin Equity Income Fund y Franklin Templeton Variable Insurance Products (FTVIP) Growth and Income Fund.

Incorporado a Franklin Templeton en agosto de 1998, ha cogestionado también los fondos del sector de telecomunicaciones de la gestora. Las anteriores responsabilidades Alan Muschott como analista abarcaban la industria de almacenamiento de datos, de la televisión por cable y de las telecomunicaciones globales. En análisis de crédito, incluían asimismo el sector de telecomunicaciones. Es licenciado en Finanzas por la Bradley University (título conjunto con la Universidad de Ilinois) y es MBA por la Universidad de California, Los Ángeles. Cuenta también con la certificación CFA y es miembro de la Association for Investment Management and Research, and the Security Analysts of San Francisco (SASF).

Para ser incluidos en la cartera, los valores deben formar parte de un mercado con bajo índice de penetración, de un sector con crecimiento histórico y ciclo económico. Se persigue explotar una visión fundamental que difiera del consenso de mercado, en cuanto a potencial de crecimiento o valoración. Son emisiones de empresas de marca reconocida, con propiedad intelectual o tecnología propia, productos innovadores y una amplia base de clientes. El gestor busca además invertir en una amplia base de valores de diferentes países, sectores, capitalización de mercado y estilos.

Son emisiones de compañías con fortaleza de balances y flujos de caja y prácticas contables, margen operativo y margen de beneficios sólidos, con fuertes retornos sobre capital invertido y capacidad de imposición de precios. A largo plazo, se buscan empresas fuertes con potencial de crecimiento histórico y ventajas competitivas sostenibles, aplicándose una perspectiva a largo plazo, a lo largo de los ciclos de mercado. Otro punto importante es la fortaleza del equipo directivo, su integridad y capacidad, si establecen los incentivos apropiados y cuentan con un historial de habilidad para alcanzar los objetivos financieros y de negocio, así como de innovación cultural. Todo ello, con el objetivo de maximizar el retorno total consistente con un nivel de riesgo razonable.

El equipo gestor cuenta con el apoyo de un equipo inversor de más de 70 profesionales de renta variable y 100 de renta fija, así como nueve equipos de gestores localizados en todo el mundo, que lleva a cabo un análisis bottom-up de compañías y que están diseñados para identificar ideas atractivas allí donde residan. Esta detallada información de análisis se integra con el trabajo propio del equipo gestor, sirviendo de filtro para las emisiones de convertibles que identifiquen cuales son las mejores oportunidades en el universo global de valores convertibles.

La selección de valores parte de un universo global de emisores de convertibles de calidad que coticen por debajo del valor intrínseco estimado por el equipo gestor. Un primer filtro se basa en análisis fundamental bottom-up por parte del equipo de analistas de crédito y renta variable, lo que determina el potencial de apreciación de la acción y de las métricas del crédito. Una vez identificadas esas compañías, se identifican los valores convertibles que se ajustan a los perfiles de riesgo/retorno atractivos de los convertibles equilibrados.

Este tipo de convertibles por lo general ofrecen una mayor posibilidad de participar en mayor medida de los aumentos de precio de la acción ordinaria, que en sus descensos. Para ello, se considera importante que la compañía actúe en un mercado de baja penetración, que disfrute de ventajas competitivas, fortaleza financiera y de equipo directivo y valoración atractiva.

A partir de este último filtro, se construye una cartera de entre 60 y 75 valores globales, haciéndose un seguimiento continuado de la cartera para mantener la validez de los filtros aplicados inicialmente y los parámetros de gestión del riesgo. El fondo puede invertir también en otros valores, como acciones ordinarias y preferentes u otros valores de deuda no convertible.

Los valores pasan a ser revisados para deshacer su posición si uno de los valores pierde su equilibrio, sus fundamentales se deterioran, la acción ordinaria subyacente alcanza su precio objetivo o varían otros factores que afecten a sus características de riesgo/retorno.

Las mayores posiciones en la cartera del fondo corresponden a las emisiones del sector de software y servicios Square Inc (2,05%), Servicenow Inc (2%), Intel Corp (1,85%), Hubspot Inc (1,83%) y Realpage Inc (1,83%). Por sector, las mayores ponderaciones son en tecnologías de la información (35,65%), salud (18,09%), materiales (6,04%), industriales (5,71%) y servicios de telecomunicación (3,59%), mientras que Estados Unidos (67,39%), Alemania (8,14%), China (5%), Reino Unido (1,81%) y Suiza (1,79%) representan los mayores pesos por país.

La evolución por rentabilidad del fondo lo sitúa en el primer quintil durante 2017 y 2018, batiendo al índice de su categoría durante 2016. A tres años, registra un dato de volatilidad del 7,17%, reduciéndose hasta el 5,32% en el último año, con una Sharpe en este periodo de 1,82, siendo su tracking error, respecto al índice de su categoría, del 4,87%. La suscripción de la clase I de acumulación en euros-H1 de Franklin Global Convertible Securities, dirigida al inversor institucional, requiere una aportación mínima inicial de 5 millones de  dólares (aproximadamente 4,09 millones de euros), aplicando a sus partícipes un 0,6% de comisión fija y de hasta el 0,14% de depósito. El fondo tiene también una clase para el inversor minorista, con una aportación mínima de 5.000 dólares (aproximadamente 4.090 euros).

El equipo gestor cree que los inversores deberían sentirse atraídos hacia valores convertibles este año, especialmente teniendo en cuenta las perspectivas de ulteriores subidas en los tipos de interés en Estados Unidos y las muchas incertidumbres globales, derivadas de tensiones geopolíticas y comerciales. Esperan que el entorno sea benigno para los mercados de renta variable, como consecuencia de un giro generalizado hacia políticas monetarias más expansivas. Y esto no sólo en EE.UU.

Históricamente, los convertibles han tenido un mejor comportamiento en etapas de volatilidad de mercado superior a la media, cuando los inversores conservadores, pero con una visión positiva del mercado bursátil, buscan exposición a los mercados de renta variable, con un riesgo controlado, para reducir el potencial riesgo bajista de su inversión. También los mercados alcistas tienden a favorecer los convertibles debido al vínculo de su precio con la acción ordinaria. Por estas razones, los gestores creen que su habilidad para adaptarse a cambiantes condiciones de mercado hace de los convertibles un vehículo atractivo para aumentar el nivel de diversificación de una cartera.

Durante el último periodo de tres años, el fondo muestra una positiva evolución por rentabilidad, respecto a su volatilidad, obteniendo la calificación cinco estrellas de VDOS.

Tribuna de Paula Mercado, directora de Análisis de VDOS Stochastics y quefondos.com

Portadas: 

Comentarios